Monthly archive enero, 2014
Un violín en otoño...

Un violín en otoño…

Ayer por la tarde pasé por la tienda importadora de atículos para violines, a comprar una mentonera, aditamento que sirve para adaptar más cómodamente el violín al mentón y al hombro.  Un aparatito afinador de cuerdas y un atril, ya tengo el violín, es un 3/4, cuando en realidad lo que nesecito es un 4/4,...
"Misteriosa evolución".

“Misteriosa evolución”.

Jugamos con el pensamiento como si el tiempo sobrara, los días humanos vuelan… tenemos un ansia inmensa de recorrer el hilo de nuestros antepasados y vamos apresurados hacia el porvenir.  Sin saber, sin mirar, sin pensar. Hay una búsqueda incansable, no sé si de nosotros a nuestro origen, o es el viento fuerte desde nuestras...
Preguntémosle a los peces de que nacionalidad son...

Preguntémosle a los peces de que nacionalidad son…

Abro los ojos y me quedo por un buen rato mirando el tapiz blanco del cielo raso de mi camarote, la luz de la bahía y del terminal del puerto ingresan por las lumbreras de las bordas de mi barco, a estribor y babor. Instintivamente hurgo con mi mano derecha, entre el colchón y la...
¿Para quien escribo?...

¿Para quien escribo?…

Muchas veces me he preguntado ¿porque escribo?  Cual es el motivo por el que ahora me he sentado a escribir este cuentito. Para quien, ¿para mí?, creo que si, ¿o no? No lo sé, pero creo que si me propusiera no hacerlo, no lograría impedírmelo. No, no es por dinero, ni lo tengo en cantidad...
Hace un rato, me he sentido Dios...

Hace un rato, me he sentido Dios…

Siempre me he preguntado que se sentirá con ser Dios, ¿será dificil?, ¿que produce ser Dios?.  Será siempre un estado de ánimo o actitud benevolente y que le genera solo satisfacciones y alegrías.  Dios sentirá agobio, cansancio, sentira algún cambio de genio o modo de actuar diferente.  Será triste Dios por momentos o siempre será...
"La felicidad"...

“La felicidad”…

Se ha escrito tanto sobre la felicidad, que he llegado a una conclusión personal: Se es feliz o se está feliz.  ¿Es la felicidad un estado permanente o simplemente es una situación ocasional? Para mí es definitivo.  La felicidad es un estado, sé es feliz, no importa lo que suceda, bueno o malo. Pareciera un...
¿Límites o limitaciones?...

¿Límites o limitaciones?…

Se habla hoy de límites, paralelos, equidistancias, esto mío, esto tuyo. Nada es nuestro, todo se delimita, se limita, mejor dicho aún, se trata de limitaciones a todo… Para determinada época esperamos un fallo que dirá de quien son las aguas que bañan nuestras costas, todos esperamos ganar, aseguran ganar, pero uno de ellos no...
"Volver a empezar"...

“Volver a empezar”…

El mayor espectáculo del mundo, es ver a un hombre esforzado luchando solo contra la adversidad.  Pero, hay otro todavía más sorprendente, y es el de ver a otro hombre lanzarse en su ayuda sin que este se lo pida. Todo lo que vale la pena en la vida, cuesta mucho trabajo, no es fácil....
suficiente...

suficiente…

Así, sin mayúscala contrariamente a lo que ortográficamente manda la academia de la lengua castellana.  Suficiente.  me encanta esta palabra, ¡es mágica!.  Son solo 10 letras y cuatro sílabas, suena fonéticamente muy bien.  Muy pocos en la vida conocen este término, casi nadie hoy en día diría yo. ¿Que significa suficiente?, el diccionario dice:  Bastante para...
"Noche elemental"

“Noche elemental”

Tendido en la cama de mi cabina de popa, ausente, sin saber si dormía o vigilaba, un resplandor del malecón por la lumbrera de babor intentaba sin saber si era sueño o verdad, acordarme. Como si los sueños fueran mentiras, reconocí el rumor de una zampoña entre los embates suaves del agua salada. Antes de...
"Vivir un día"...

“Vivir un día”…

Nacemos cada amanecer y morimos cada anochecer. El sueño es una muerte temporal que nos fortifica para nuestro renacimiento en una mañana nueva. Cada día es en sí, toda una vida, y todas las experiencias humanas pueden suceder en su transcurso. Nadie es la misma persona que fue ayer, ni la que habrá de ser...
Como si tuviera, en la garganta arena...

Como si tuviera, en la garganta arena…

Siempre recuerdo las palabras de mi padre, yo era muy jóven aún.  Me decía:  “Cásate con la mujer con la que te sea siempre muy grato conversar, será la facultad que los acompañará hasta el final”.  Y mi viejo, mi papá,  como en tantas otras y muchas cosas tenía siempre una gran certidumbre encerrada. Eso, es una enorme...